fbpx
11
Ago
/

10 razones para ser mentor PUMM

por Mariana Bernagozzi

Advertencia: Ser mentor de PUMM es una experiencia que puede generar adicción.

Experiencia personal

Programando Un Mundo Mejor (PUMM) es un programa intensivo en tecnología y habilidades emprendedoras para chicas de secundario entre 13 y 16 años y es organizado por Chicas en Tecnología (CET). Durante 4 días, las participantes se enfocan en desarrollar una aplicación para celulares que resuelva un problema de su entorno. En octubre del 2015 se llevó a cabo la primera edición de los PUMMs y tuve la suerte de haber sido invitada a participar como mentora.

No soy una persona que tenga contacto habitual con adolescentes y eso me generaba algunos miedos y preguntas. ¿Iba a ser capaz de conectar con las chicas? ¿Iba a poder lograr incentivarlas y motivarlas? Igualmente, acepté sin dudarlo, me parecía una oportunidad demasiado buena como para dejarla pasar.

En definitiva, y a pesar de mis miedos, el primer PUMM resultó una experiencia increíble para todos los que participamos. Fue muy gratificante y estuvo llena de hermosos momentos. Por eso, les hice saber a las CET que contaran conmigo para volver a participar.

Este año me postulé nuevamente para ser mentora y fui seleccionada para participar en el PUMM que se llevó a cabo en junio. Esta vez con menos miedos, ya sabía qué era lo que me esperaba. Una vez más, tal y como lo esperaba, fue un evento fantástico que me dejó el corazón lleno de alegría. De más está decir que ya espero ansiosa poder ser mentora una tercera vez.

Importancia de los mentores

La participación de los mentores es fundamental ya que ellos son los que trabajan junto a las participantes como parte de su equipo para ayudar en el desarrollo, proveer inspiración y motivación.

Si te interesa ser mentor pero pensás que no es para vos, es importante que sepas que:

– Si bien los PUMMs están orientados a chicas, los mentores no tienen que ser exclusivamente del sexo femenino.

– El único requisito, además de las ganas de participar, es que tengas algo de experiencia en programación. No es necesario que seas docente, ni que tengas un título universitario o un Turing Award.

Los PUMMs son una experiencia muy positiva y te doy 10 razones por las cuales deberías anotarte YA para participar como mentor:

1.- Ayudar a cerrar la brecha de género en tecnología

Image for post

En su libro “Economía Feminista”, Mercedes D’Alessandro dice que si tomamos a dos estudiantes del secundario, un chico y una chica, ambos con las mismas aptitudes y educación, la elección de carrera más típica para el varón es la ingeniería mientras que ella tiene más chances de estudiar letras o psicología. Hay muchísimas más chicas estudiando para ser enfermeras y maestras que para ser programadoras, donde se paga mejor y hay más oportunidades de empleo.

Si el bajo porcentaje de mujeres en tecnología es algo que te hace ruido en la cabeza, podés aportar tu granito de arena causa sumándote como mentor PUMM. Con muy poquito esfuerzo de tu parte podés hacer una gran diferencia.

2.- Inspirar a los jóvenes a seguir una carrera relacionada con la tecnología

Image for post

No sólo vas a estar inspirando a las chicas que participan del programa porque ellas terminan tan entusiasmadas que comparten su experiencia con el resto de sus compañeros y amigos. El programa les hace ver a los jóvenes que ellos pueden ser más que simples consumidores de tecnología, que ellos también tienen la capacidad de producir tecnología.

3.- Derribar mitos y estereotipos

Image for post

Aunque es algo que se viene revirtiendo en el último tiempo, los programadores solemos tener asociados muchos estereotipos negativos: que somos inadaptados sociales, que la programación es una actividad para varones, que trabajamos en un sótano oscuro, que no nos gustan los deportes, que nuestra higiene es dudosa.

Muchas de las chicas que participan en los PUMMs tienen esta imagen errónea en la cabeza ya que no han tenido la oportunidad de conocer a ningún programador. Pero vos sos una persona copada y lo sabés. Sabés que programar es una actividad muy divertida y creativa así que ayudanos a sacarnos esta imagen negativa de encima. Aunque encajes en algunos de estos estereotipos, ¡está bien igual!.

4.- Networking

Image for post

Los PUMMs son una oportunidad excelente para hacer networking.

Si todavía no conocés a las Chicas en Tecnología, vas a tener la oportunidad de hacerlo. Las CET son un grupo super talentoso, con muy buena predisposición y que van a estar ahí para todo lo que necesites.

Pero además, vas a tener la oportunidad de conocer al resto de los mentores, gente tan estupenda y tan apasionada por la tecnología como vos.

5.- Aprender

Image for post

Las Chicas en Tecnología se encargan de realizar una capacitación previa para los mentores y de proveerte todas las herramientas. Sin embargo, es muy probable que durante el PUMM las participantes nos hagan preguntas que no sabemos responder. Esto no tiene que ser motivo de angustia, al contrario, es una oportunidad para mostrar cómo se resuelven los problemas en la vida real: vale buscar soluciones en internet (cof cof — copiar y pegar de Stack Overflow — cof cof) y también vale consultar con otras personas expertas. CET está formado por un grupo de expertos en varias disciplinas y te pueden dar una mano en lo que necesites.

6.- Sentirte (más) joven por un rato

Image for post

Durante el PUMM vas a estar interactuando con adolescentes. Vas tener la oportunidad de hablar con las chicas, conocerlas, saber qué música les gusta, ver cómo se expresan, qué actividades les gustan. Y si, como yo, no sos una persona que está en contacto habitual con adolescentes, vas a ver que es una experiencia muy interesante.

7.- Invitaciones a otros eventos y oportunidades

Image for post

Además de los PUMMS, las Chicas En Tecnología organizan charlas y workshops igualmente de maravillosos y te van a invitar a participar de ellos. También promocionan muchas oportunidades, ofrecen becas geniales (hace poco ofrecieron una beca para ir a la Grace Hopper Celebration of Women in Computing) e invitan a presentar trabajos en conferencias. A decir verdad, a la comunidad de mentores CET la hacemos entre todos y la idea es que todos podemos compartamos oportunidades.

8.- Hacer algo fuera de la rutina

Image for post

Ser mentor en un PUMM te da la oportunidad de relacionarte con la tecnología desde un ángulo diferente, al que no estás acostumbrado. Muchas de las participantes tienen nociones muy básicas de programación o directamente no saben programar. Esto no es un problema porque AppInventor, el entorno de desarrollo de software que se usa en los PUMMs, es un entorno visual y muy intuitivo.

9.- Ser parte de un evento con mucha difusión

Image for post

Los PUMMs son tan geniales que no es de extrañar la gran atención que reciben por parte de los medios. Si no me creen, pueden comprobarlo en la sección de prensa del sitio de las CET. Y vos, como mentor, vas a ser una parte de todo esto.

10.- ¡Es muy divertido!

Image for post

La vas a pasar de 10. Buena atmósfera, comida rica, souvenirs, ambiente copado. ¿Qué más podés pedir?

Si estás interesado, podés anotarte acá.